Shopping Cart
Your Cart is Empty
Quantity:
Subtotal
Taxes
Shipping
Total
There was an error with PayPalClick here to try again
CelebrateThank you for your business!You should be receiving an order confirmation from Paypal shortly.Exit Shopping Cart

Marjorie Firmin

Bilingual Tutor, Consultant & Writer

Tutora, Consultora y escritora Bilingüe

NO JUSGUEMOS A LOS DEMAS:

Hoy quiero que recuerdes algo muy importante:

La mayoría de la gente es muy indulgente con sus propios defectos, pero muy crítica con los defectos ajenos. Cristo no se anduvo por las ramas y fue muy directo cuando así reprochaba a los criticones: "¡Hipócrita! saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano!" Capítulo del San Mateo 7:5 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

En la nueva version internacional dice: "No juzguen a nadie, para que nadie los juzgue a ustedes. Porque tal como juzguen se les juzgará, y con la medida que midan a otros, se les medirá a ustedes. ¿Por qué te fijas en la astilla que tiene tu hermano en el ojo, y no le das importancia a la viga que está en el tuyo? 

¿Cómo puedes decirle a tu hermano: “Déjame sacarte la astilla del ojo”, cuando ahí tienes una viga en el tuyo? 5 ¡Hipócrita!, saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás con claridad para sacar la astilla del ojo de tu hermano. Mateo 7:1-5 (NVI)

Yo pienso—al igual que otros compañeros de viaje en este mundo cibernético donde muchos dicen lo que se les antoja sin medir las consecuencias—que el 99% de las veces, las personas que nos critican por algo son más culpables de ese mismo defecto que critican. Y ¿tú qué piensas?

Lo que sea que la gente critique de ti o de tu trabajo, créeme, si cavas más profundamente en sus vidas, ellos lo hacen también. Cuando somos muy sensible es porque en el fondo nos sentimos culpables.

Yo también he sido culpable de ese mismo defecto. No quiero decir que otras personas siempre están juzgando y que yo soy una santa que no juzga a nadie. Yo juzgo y he juzgado y luego me he dado cuenta y me digo a mi misma, "Mayi tu también has hecho lo mismo y a veces peor".

Ahora bien, eso no quiere decir que no haya un momento y un lugar para llamar a la gente, porque a veces es demasiado. Y hay personas que son más culpables que otras. No me malinterpretes. Solo digo que la mayor parte del tiempo, podríamos ser como esos hipócritas al juzgar a los demás.

La próxima vez que alguien diga algo sobre ti y elijan un defecto de carácter, pregúnteles:

"Oye, ¿vienes de un lugar donde ese es un defecto que tienes?"

Porque una cosa es dar una crítica constructiva, y otra cosa es atacar, y eso es lo que hace la mayoría de las personas.

La única forma de mejorar es que alguien te llame, como un entrenador. Necesitas que alguien te diga: "Oye, ¿quieres jugar mejor? Tienes que cambiar un poco el ángulo. Tienes que cambiar tu muñeca. Debes cambiar la forma en que corres". Eso es genial cuando están realmente allí para ayudarte a mejorar. Pero cuando intentan derribarte señalando cosas, allí es donde inevitablemente son culpables de lo mismo.

Mira a los políticos. Los políticos que aprueban la mayoría de las leyes anti-homosexuales, las leyes contra la prostitución. Siempre, el 99% de las veces, son gays en secreto o son ellos quienes contratan prostitutas.

La crítica constructiva es completamente diferente de la entrada negativa y el menosprecio.

Entonces, sé constructivo. Deje que la crítica constructiva fluya. Deje que la mierda golpee una pared y simplemente rebote sobre ellos. No seas demasiado sensible tampoco, recuerda que cuando alguien es negativo contigo, la mayoría de las veces es él quien tiene un problema.

Mantenerte fuerte. Estoy ansioso por escuchar sus historias de éxito. No permitas que nada te desanime. Sigue estudiando,, sigue aprendiendo. Conviértete en una persona apasionada por el aprendizaje. La verdad sobre la vida es que las cosas que valen la pena toman tiempo. La mayoría de las personas no son lo suficientemente fuertes como para lidiar con ese hecho. Sé paciente contigo misma y no te des por vencido!  

0